viernes, 15 de mayo de 2009

Destino... Suerte....

- El Universo pone cada cosa en su sitio.
- Si?
- No, pero deveria.

Bueno, pues a veces algo hace…, no os ha pasado nunca que deseaís algo tanto que parece imposible o muy improbable y sin realmente hacer nada por conseguirlo se os concede?
Pues a mi me pasa bastante a menudo, no se ni como ni porque, pero cuando las cosas se tuercen o paren difíciles siempre aparece algo que supera con creces mis expectativas.

-Va a hacer ahora un año, cuando Giorgio Martini y yo (Lilí Pitiminí), decidimos irnos de alquiler, ya que el piso que teníamos comprado no llegaba nunca, pues bien, delante del piso hay un escampado donde dan los patios de luces de los edificios conlindantes, y uno de esos patios me tenia fascinada…
Cada vez que salía o entraba no podía evitar mirar hacia allí, y hay estaban…, dos gatos enormes, oscuros, peludos, majestuosos dios!!!… estaba completamente enamorada de esos gatos.

Durante el invierno, aunque yo seguía mirando los gatos no salían y yo pensaba:
”mira que listos, como hace frío, pues no salen”, y nada mas que salía un rallito de sol, allí estaba yo, mirando al patio a ver si se animaban a salir y nada…

Un día, llego Giorgio a casa y me dice: “vengo de casa de Felip, que unos amigos que tienen que irse fuera les han dado un gatito y aun les quedan dos, tu sabes alguien que quiera uno, son muy xulos, mira…”
Que monada de gatito, blanquito y gris, una bolita de pelo… pues nada, entre Remichi (mi otro baby) y yo convencimos a Giorgio de que nos quedaramos uno.
Pero antes los chicos que tenían los gatitos nos querían conocer, porque se aprecian mucho las gatitos y no se los dan a culquiera, pues nada quedamos con ellos y …..

A QUE ADIVINAIS DONDE VIVIAN!!! SIIII, AHÍ!!!Increible!!!!

Bueno los chicos son criadores, tenían en total 11 gatos en casa. Pero que maravilla de gatos, son del Bosque de Noruega, no se si conoceis la raza, son enormes, super cariñosos, simpatiquísimos y además se pasan el día “hablando” a su manera claro!

Pues eso, que al final tengo uno de los gatos que me enamoraron y aquí lo tenis, este es mi segundo pequeñín, le hemos puesto Sebastián, se merecía un nombre así pomposo y se lleva genial con Remichi.


La familia aumenta de nuevo.






SEBÁSTIAN






REMICHI Y SEBÁSTIAN















ERIN



Todos mis niños....

3 comentarios:

  1. Son preciosos, espero que Sebastian se adapte genial a vosotros, disfrutad de ellos, un beso guapa

    ResponderEliminar